jueves, 26 de abril de 2018

MESA OTOMANA EN PAN DE PLATA Y CAPITONÉ



Utilizando la estructura de una mesa de centro creamos esta coqueta otomana en pan de plata y capitoné. Las otomanas son elementos que encajan en cualquier tipo de decoración y a las que podemos dar diferentes usos, desde reposapiés hasta asientos auxiliares, en esta caso la idea es darle función de mesa.




El armazón fue necesario encolarlo.



Para la base del pan de plata utilizamos un tono azul en pintura tiza, para ahorrarnos el proceso de la imprimación.



Encargamos un tablero de DM y una espuma de densidad dura donde dibujamos la estructura para el capitoné y con ayuda del taladro marcamos los agujeros para pasar las cuerdas que tensan los botones. Pegamos la espuma al tablero, colocamos la tela y poco a poco fuimos poniendo los botones forrados.





Tensamos bien y grapamos todo el perímetro a la base del tablero. Para unirlo a la estructura utilizamos cola.







¿Qué os parece el resultado?


En este espacio hay otros muchos objetos que hemos renovado y ya os iremos mostrando en detalle.


¡Feliz miércoles!

6 comentarios:

  1. Me parece maravilloso, como siempre, un trabajo exquisito y perfecto.

    ResponderEliminar
  2. ¡Siempre es un gusto veros trabajar!
    Me ha encantado el truco de la pintura a la tiza bajo el pan de plata y ver el paso a paso del capitoné tan meticuloso.
    Ha quedado espectacular.😉
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Que gran trabajo!! El acabado en pan de plata le da un toque elegante y el clásico capitoné en ese estampado tan alegre le da frescura y modernidad.

    BESOS

    ResponderEliminar
  4. Que bonito es el pan de plata!!! lo trabaje este otoño y me gustó mucho!!!
    Desde luego os ha quedado ideal combinado con ese tapizado!!! La estructura de esa mesa es una pasada de bonita y el capitoné, que nunca he hecho, le da un toque muy especial!!! Os ha quedado fabuloso sin duda!!
    Besotes y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  5. Otro trabajo de matrícula de honor, y lleno de mérito, porque como hija de tapicero, sé muy bien lo difícil que es no hacer un capitoné, sino hacerlo bien hecho.
    Mi enhorabuena y un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla de mesa, y que trabajazo hay detrás de ella. La combinación de la tela y el capitoné me chifla. Así como pintarla en plata. Queda genial en esa estancia tan hogareña!

    ResponderEliminar