viernes, 31 de mayo de 2013

RESTAURAR Y TAPIZAR UNA SILLA


Su dueño fue muy claro, quería mantenerla tal cual, lo más parecida posible tanto en el tono de la madera como en el tapizado y eso fue lo que intentamos,  que quedase igual que estaba,  nada de innovar, que pareciese que era la misma y la verdad que creo que lo conseguimos, apenas se nota el antes y el después. Pero os aseguramos que se restauró.
Es de cerezo pero tenía un barniz oscuro que ocultaba toda la veta de la madera.Tenía los muelles rotos y estaba bastante deteriorado el tapizado. El respaldo de rejilla estaba en muy buen estado.

  Empezamos quitando toda la vieja tapicería, los muelles y las cinchas.


Después decapamos, y dimos un par de manos de tapaporos, puliendo entre mano y mano con lana de acero fina, y la terminamos con cera.
El proceso de tapizado fue más largo, hubo que colocar muelles  y cinchas nuevos, la tela de tonos verdes fue lo más parecido que encontramos a la original, la pasamanería tiene el mismo tono que el tapizado, pero la elegimos en brillo porque nos parecía que le daba más luz




Bueno, ¿ parece la misma o no?.

6 comentarios:

  1. Si se nota el cambio, y ademas bastante, ha recobrado mucha vida y vitalidad.
    Buen trabajo Chicas

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente habéis conservado el estilo original con un trabajo realmente soberbio y como dice Clara ahora tiene una vitalidad que antes era impensable. ¡Bravísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Vuestro comntarios nos animan a mejorar y mantener la ilusión.
      Saludos

      Eliminar
  3. Claro que se nota el cambio, se le nota el lustre de la madera, antes era más oscura y escondía su belleza. La silla la veo elegante y el color del tapizado, la verdad es que me gusta. La mayoría de sillas de este tipo, suelen tener tapizados verdes y las hacen más serias.
    Sois unas profesionales y seguro que el dueño habrá quedado satisfecho. Vuelve a tener silla nueva para muchos años.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beatriz!Tus comentarios son inyecciones de optimismo

      Eliminar